¿Cómo motivar a un niño/a para practicar mindfulness?

Iniciar a los niños para practicar mindfulness no es algo tan difícil como parece, es más, ellos tienen mayor poder de contemplación que nosotros, ya que tienen la ventaja de la “mente principiante” por lo que viven los momentos del presente con mayor intensidad… Puedes hacer memoria atrás y recordar cuando eras un niño/a y dabas un paseo por el bosque, como observabas con curiosidad tu alrededor, te detenías a contemplar los detalles, incluso podías quedarte ensimismado mirando un simple hormiguero y pasarte así las horas entretenid@…

Ellos tienen la suerte de mirar con brillo en los ojos, de disfrutar saltando charcos o buscar un palo para hacer una barita mágica… Los niñ@s tienen el poder de la imaginación y la creatividad.
Por eso es importante que desde pequeños, se les ofrezca juegos libres para potenciar su creatividad, para que no pierdan la ilusión de vivir el instante, y los padres y madres puedan jugar con ellos, compartiendo su tiempo, recordando la gran aventura de ser niñ@s.

Pero tristemente, en la sociedad de hoy en día tenemos un gran enemigo para el poder de la creatividad, y es la sobreestimulación de las maquinitas y dispositivos móviles, (el mundo youtube, el mundo whatsapp, los videojuegos..). Nos invaden en el día a día y llenan nuestra mente con diferentes estímulos, creando una gran agitación mental continua, una mente acelerada que no tiene tiempo para descansar, ni parar, ni sentir, ni crear….Porque cuando la mente no para de pensar, no tenemos tiempo de aburrirnos, que es lo que nos impulsa a crear y a poner conciencia en lo que hacemos.
No es la primera vez que voy de excursión con niñ@s por un bosque y de repente el niño se queda bloqueado, no hace más que pensar que allí no hay cobertura wifi para tener internet en su móvil…y está deseando volver a casa para conectarse al mundo de las redes sociales. Es una gran señal de que algo está fallando en nuestra sociedad, los niñ@s se están conviertiendo en adultos acelerados, y esto hay que prevenirlo de alguna manera.

Por ello, practicar mindfulness con los niños, puede propiciar ese momento de pausa mental, para poder dejar de hacer y pensar, para simplemente SER. Puede ayudar a entrenar la mente de los niñ@s para tener momentos de conexión y desconexión, momentos en modo automático y momentos en estado presente.
No es que los niños de hoy en día tengan cada vez menos atención o sean más inquietos, porque igualmente se pueden pasar las horas jugando a su videojuego favorito sin distraerse. La cuestión es que se ha hecho un mal entrenamiento de su mente, por tanto al principio les va a costar más integrarse de nuevo al mundo del instante presente, del juego libre y la creatividad, donde entramos en modo conexión con nosotros mism@s.

Pero contamos con la llave mágica para entrar en el mundo Mindful, que es retomar el poder de la creatividad, y eso lo conseguiremos gracias a la motivación. Si al niñ@ le motiva la actividad, conseguiremos que preste mayor atención y que comience a practicar mindfulness de forma natural y sencilla.

Vamos a jugar con los niñ@s usando su imaginación para crear momentos mágicos de mindfulness donde ellos se divierten, entrenan atención y cultivan la calma interior.

Para ello os voy a describir algunas herramientas que facilitan la motivación para practicar mindfulness:

Compañer@ Mindful:

Crear vuestro propio compañer@ de aventuras mindful puede ser un elemento muy motivador para los niñ@s. En Mindala nos gusta utilizar nuestra muñeca YOMI, porque es una herramienta muy visual, suave y bonita que ayuda a los niñ@s a modelar la postura de la práctica sentada de mindfulness, así como algunas asanas de yoga. Si te interesa, puedes conseguirla en nuestra tienda online o pinchando aquí.

Carteles visuales:

En el aula es interesante tener carteles visuales que llamen la atención de los niñ@s y les motive a realizar las sesiones. Por ejemplo para los niñ@s con más dificultad de atención podemos dejar un cartel con la secuencia de pasos a seguir antes de entrar en “modo ON” (parar, postura mindful, respirar…). También es interesante que al entrar en el aula ya tengan una actitud diferente, de la que tienen fuera. Para eso podemos colocar un cartel en la puerta que nos anima a despejar nuestra mente: INHALO,  SONRÍO, EXHALO, SUELTO.

Pegatinas mágicas:

¡Creatividad al poder! Vamos a utilizar pegatinas de personajes que les motiven, o bien gomets, y les vamos a dar el poder de ser pegatinas mágicas que nos ayuden a entrar en “modo ON”.  Así, al final de la actividad podemos pegarles una pegatina en la cara o en las manos, con el factor sorpresa de no saber que será, y les ayudará a recordar estar presentes en el aula.

Vídeos divertidos:

Por último, y en la línea de lo que os he comentado de fomentar la motivación a los niñ@s, no es lo mismo enseñarles a respirar diciendo como se inhala y exhala por los pulmones, que además acompañarle de algún elemento divertido como es la “respiración de la abeja”, os aseguro que aprenderán mucho más rápido con esta respiración que les encanta.

Ver vídeo de la respiración de la abeja: aquí

Recordad, acompañar cada explicación con un elemento que fomente la creatividad: cuentos, compañer@s o mascotas mindful, pegatinas, música, vídeos… y los niñ@s estarán deseando empezar 😉

Espero que os sirvan estas herramientas de motivación para practicar mindfulness con niñ@s.

¡Gracias por compartir!

Coral Selfa García

Psicóloga, Especialista en Mindfulness y Educación Consciente.